Sevilla, España
Azahares

Pequeño piso en el casco histórico de Sevilla. Con especial atención al detalle, se fue enlazando lugar y ciudad con su interior. La línea zigzagueante que cruza el apartamento nos recuerda al río Guadalquivir y también al movimiento de la luz proyectada en el suelo que sube por la pared, alusión a esos rayos de sol tan potentes de esta comunidad. La lámpara del dormitorio, diseñada específicamente para este espacio, nos enlaza leyendas de tiempos antiguos, evocando la historia del cocodrilo presente en el patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla. Provocar la curiosidad al usuario, no olvidando la ciudad en la que nos encontramos. Creación de simbiosis entre la distribución del espacio interior y su relación con la luz natural.

Situación:

Calle Angostillo, Pasaje de los Azahares, Sevilla

Construcción:

2020

Arquitectos:

Sara Tavares da Costa

Colaboradores:

Ambra Maria Flaminio

Promotor:

Manuel Martín Rodríguez

Empresa constructora:

Meta 360 (Gonzalo Aparicio)

Superficie construida:

40 m2

Presupuesto:

28.500€

Fotografías:

Pablo F. Díaz-Fierros